por el Ing. Agr. Rodolfo G. Frank

             El Dr. Julio Lesage nació en Francia en 1875 y se graduó como médico veterinario en la conocida Escuela de veterinaria de Alfort.

            En 1907 fue contratado como profesor del recientemente creado Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria, donde sucedió al Prof. Kurt Wolffhügel en el dictado de Histología. En ese mismo año Lesage fue el fundador de la cátedra de Fisiología, materia que dictó hasta 1910. Organizó la cátedra y equipó el laboratorio con material que era corriente para la época, adquirido casi todo en la Casa Boulitte de París. Federico Reichert, que fue uno de los profesores extranjeros contratados del Instituto Superior igual que Lesage, lo retrata poco amablemente así: “ … el fisiólogo Monsieur le Docteur Jules Lesage, … hacía honor a su apellido. Aún antes de iniciar sus trabajos le gustaba que se lo señalara como el primero entre los grandes; y como quería hacer alarde de su calidad, aspiraba a que todos supieran que el cónsul general de Francia era buen amigo suyo, cual si quisiera expresar: ‘¡Vean qué clase de amigos tengo y sabrán quién soy yo!’. No duró mucho tiempo; pronto regresó a Francia y a Córcega y fue ventajosamente reemplazado por el hoy famoso fisiólogo argentino Dr. Bernardo Houssay …”[1]

Como se acaba de ver, su sucesor en la cátedra fue Bernardo Houssay. “A comienzos de 1910 llegó la inesperada noticia de que el profesor Julio Lesage, de brillante actuación en esta Facultad, presentaba su renuncia desde Francia, a donde fuera en viaje de vacaciones. Ante esta inesperada noticia, el decano, doctor Pedro N. Arata, visitó a mi maestro el profesor doctor Horacio G. Piñero y le inquirió quiénes eran las personas que podían dictar interinamente el curso. Se tuvieron en cuenta tres candidatos, y como resultado de dicha conversación, fui invitado ese mismo día a entrevistarme con el doctor Arata, el cual me distinguía con especial amistad desde que me felicitara por un examen de química orgánica. El doctor Arata me propuso que me hiciera cargo inmediatamente de la cátedra y, como me viera sorprendido, me hizo presente que él había sido profesor a los 18 años[2]. Le pedí unas horas para reflexionar y al cabo de ellas, con mucha emoción, por cierto, acepté el cargo, siendo designado inmediatamente por el Consejo Directivo” dice Houssay[3].

            Julio Lesage fue designado Académico Honorario de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria. También fue Profesor Honorario de la Facultad de Agronomía y Veterinaria. Con tal motivo expresa Marotta: “… fue uno de los más conspicuos profesores fundadores, contratado al crearse el Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria. Fue un gran profesor, que hizo verdadero full-time. Todo el día estaba en la Facultad. Enseñó e investigó. Recuérdese su conferencia sobre la acción fisiológica del mate, aparte de otras contribuciones valiosas. Su regreso a Francia fue una verdadera pérdida para el país. Es miembro de las Academias  de Medicina y de Veterinaria de Francia.”[4]

Falleció en Francia el 23 de septiembre de 1948.


[1] Reichert, Federico. En la cima de las montañas y de la vida. Buenos Aires, Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, 1967. p.82.

[2] Houssay tenía a la sazón 21 años de edad.

[3] Recuerdos de un profesor y consideraciones  sobre la investigación [Discurso al ser designado profesor honorario de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de Buenos Aires el 23 de octubre de 1939]. En: Marotta, F. Pedro. La Facultad de Agronomía y Veterinaria en la Universidad. Buenos Aires, 1944. p. 569.

[4] Marotta, F. Pedro. La Facultad de Agronomía y Veterinaria en la Universidad. Buenos Aires, 1944. p. 199-200.