por el Dr. José María Quevedo[1]

 Nació en Chubut, en Trelew[2], “ El Pueblo de Luis”, así bautizado en homenaje a uno de los principales pioneros galeses fundadores de ese y otros pueblos patagónicos. En el actual Dr. Iwan, también Luis como lo marca la tradición, se repite el legendario patronímico, propio de Don Lewis Jones, uno de los fundadores de Trelew. (Tre: pueblo, Lew: Luis), siguiendo con él la reiteración del apellido de su padre, del abuelo y del bisabuelo que convivieron, orgullosos de sus quehaceres, el engrandecimiento de los pueblos que iniciaron en la Patagonia.

Creció en edad y experiencia, completando los estudios previos a los universitarios, cumpliendo con lo que se manifestaba como vocación en la Facultad de Agronomía y Veterinaria, de la Universidad de Buenos Aires, obteniendo el título de doctor en Medicina Veterinaria, en setiembre de 1956.

Residente por entonces en Esquel, otro pueblo de origen galés, ejerce su profesión en el oeste de Chubut. Se casa con la señorita Ana María Guitart en 1957. Y comenzó la época de ser padres. En 1958, nace Federico Guillermo; Alfredo Luis en 1960; Migue! Ricardo en 1865 y la última, Nuria Henú, en 1967.

A todo esto, la experiencia adquirida por el Dr. Iwan, con neto sentido agrario, le hace ver y sentir el antiguo quehacer de los pobladores rurales, con predominio de los que de larga data se dedican a la cría de lanares, y siempre, diríamos, con problemas de diverso carácter, que ya toma en consideración para el estudio de posibles soluciones. Y es debido a sus acendradas condiciones de observador, durante el proceso de crianza de bovinos y ovinos, que se lo designa en la agencia de Extensión y Experimentación del INTA, en Esquel, en 1960.

Sus actuaciones y la del personal apropiado de este organismo ofrecen un ventajoso acercamiento con los más diversos criadores de ovinos, que abren sus establecimientos para captar las ideas y las mejores propuestas por parte de tales profesionales.

Sigue su severo accionar y, en 1963, es becado por A.I.D. para realizar estudios especializados e investigar en la Universidad de Montana, en la que, en 1965, obtiene el Master of Science. Al regreso a Esquel, prosigue con las observaciones obtenidas en majadas, en las que se introducen variantes en la selección de ejemplares y su manejo.

En 1967, se produce su traslado a la Estación Experimental de San Carlos de Bariloche, afectado al proyecto FAO-INTA, como Contraparte en Genética y Lanas. Desde allí se hacen aportes conceptuales, significativos, avalando la acción de investigadores, con buenos resultados en majadas sobre las que se aplican normas de selección, con modernas concepciones de interés comunitario y con la intención de obtener mejoras importantes en los aspectos científicos y económicos. Se difunden en sus trabajos claros criterios para obtener aumentos en la productividad, con el mejoramiento genético en ovinos y el cruzamiento de diferentes razas, con el objetivo de hacer más rentables sus producciones. Así es que fueran motivo de atenciones especiales, tanto los cruzamientos clásicos, diríamos, como que los que ya ofrecen resultados excelentes (por ejemplo: Corriedale, con Merino: CORINO), en principio, con mejoramientos sucesivos. Es asumida la importancia del medir el diámetro de las fibras, las observaciones acerca de la excesiva cantidad de lana en la cara (cara cubierta), así como se tratan de evaluar las causas o la significación del peso al nacer del cordero, etc.

Su intenso accionar se iba completando con la presentación de muchos trabajos y el resultado de investigaciones con sus compañeros, en congresos, reuniones nacionales e internacionales, en cursos especiales, experiencias siempre bien recibidas.

En 1975 es contratado por la O.E.A. como Consultor del Programa de Investigación sobre Producción Ovina en la República de Bolivia, luego, por el Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas, (IICA), dictando cursos a graduados sobre producción ovina en la Facultad de Veterinaria de Montevideo, Uruguay.

Ya nombrado Coordinador de Producción Animal en la Estación Experimental de San Carlos de Bariloche y luego Coordinador Nacional de Ovinos, también en INTA, es contratado por IICA para dictar un curso sobre producción ovina en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Asunción, Paraguay. En 1980 es contratado por el “Proyecto de Desarrollo Ovino” para su elaboración y planeamiento, también en la República de Paraguay. Ese mismo año integra la “Misión Argentina para el Desarrollo de la Producción de Carnes Rojas” en Arabia Saudita.

En 1983, es nombrado representante del INTA y prosigue su labor ante la Comisión Asesora del Lanar, en la Subsecretaría de Ganadería. Obtiene en ese entonces, el primer puesto en el concurso de antecedentes para el cargo de Director Regional de la Estación Experimental Regional Agropecuaria de San Carlos de Bariloche.

En estos últimos años las tareas y publicaciones del doctor Iwan y com
pañeros abundan en experiencias, muy favorables para ser adecuadas a la formación de un ecotipo especial para las condiciones del sur de Chubut y norte de Santa Cruz y la ya citada sobre selección de ovinos, productores de lanas, bajo diferentes condiciones ambientales.

De la vida profesional del doctor Iwan surge la útil multiplicidad de actividades personales y con férreos compañeros de trabajo, dedicados al mejoramiento de las especies y razas que habitan la Patagonia. Esfuerzos tales han merecido el debido reconocimiento y designaciones de singular valor humano y profesional, siendo el último el “San Isidro Labrador” otorgado por la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia, en 1988.[3]


[1] Presentación del Dr. Luis Ivan por el Académico de Número Dr. José María Quevedo en el acto de incorporación de aquél a la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria el 13 de octubre de 1988 (abreviado).

[2] El día 13 de diciembre de 1931 (N. del E.).

[3] El Dr. Ivan fue designado Académico Correspondiente el 24 de julio de 1987. Falleció el 7 de noviembre de 2013 en Bariloche (N. del E.).