por el Ing. Agr. Antonio José Nasca[1]

 El Ingeniero Agrónomo Edmundo Cerrizuela nació en la provincia de Tucumán, en la localidad de La Cocha, el 17 de agosto del año 1928. Su hermano, por quien sentía un especial agradecimiento, le costeó el comienzo de su carrera universitaria en la Facultad de Agricultura, Ganadería e Industrias Afines, en la Universidad del Litoral, graduándose de Ingeniero Agrónomo en el año 1951.

            En el mismo año en que se graduó, se casó con una encantadora correntina, Irma Elizabeth Delía; gran compañera y amiga inseparable con la que constituyó una hermosa familia. Inculcaron a sus cuatro hijos, dos mujeres y dos varones, los valores cristianos, éticos y morales basados en la vida del trabajo y el esfuerzo.

Cerrizuela dedicó toda su vida a estudiar, investigar y enseñar. Inició su carrera docente en el año 1952 en la Universidad Nacional de Tucumán en la que trabajó hasta el año 1999, siempre ocupándose de su cultivo preferido, la caña de azúcar. Desde el año 1958 como Profesor Titular de la Cátedra de Caña de Azúcar de la Facultad de Agronomía y Zootecnia. Hizo una verdadera carrera docente pasando por distintas categorías: Instructor, Jefe de Trabajos Prácticos, Profesor Adjunto y Profesor Titular contratado. Finalmente, Profesor Titular por concurso.

Como Profesor Invitado dictó numerosos cursos en la Universidad de Salta durante más de diez años. También, como Profesor Invitado, en la Universidad Nacional de Jujuy y en la Universidad Nacional de Río Cuarto.

Antes de ser designado como Profesor con Dedicación Exclusiva, trabajó como asesor del Campo Experimental y asesor de cultivos del Ingenio Santa Lucía en Tucumán. Su especialidad fue siempre la caña de azúcar y todo lo que estuviera relacionado con ella: técnicas de cultivo, mejoramiento de variedades, mecanización de distintos aspectos del cultivo, plantación y cosecha. Introdujo al país la primera cosechadora mecánica de caña de azúcar, como también colaboró en las pruebas y desarrollo de una máquina para la plantación de caña. Su meta era mejorar la producción de caña de azúcar, aumentando el rendimiento en azúcar por ha y bajando costos de producción. Es decir, sintetizando, mejorar la materia prima para la elaboración del azúcar y sus derivados.

Hizo viajes de estudios por todos los países donde se cultiva e industrializa caña de azúcar: En Estados Unidos, a Louisiana y Florida; luego fue a Trinidad y Guayana Inglesa, Colombia, Ecuador, Perú, Puerto Rico, Brasil, Venezuela y Bolivia.

Participó activamente en más de 40 reuniones científicas, en el país y en el exterior, relacionadas con la caña de azúcar. En la mayoría de ellas con charlas y conferencias sobre temas diversos relacionados con sus estudios.

Dictó numerosos cursos en todos los lugares en que fue invitado, tanto en el país como fuera de él. Publicó más de 100 trabajos científicos con sus colaboradores, en revistas científicas del país y del exterior. Fue director de varias tesis doctorales y también miembro supervisor de otras. Coordinador y Profesor del Curso Extracurricular para Graduados de Caña de Azúcar durante 3 años. Docente de la carrera de Especialización de Posgrado, en Ingeniería Azucarera de la Universidad Nacional de Tucumán. También, Profesor de Materia Prima, de la Carrera de Técnico Universitario en Azúcar e Industrias Derivadas, en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Tucumán.

            Se desempeñó en distintos cargos directivos en la Universidad Nacional de Tucumán: Decano de la Facultad de Agronomía y Zootecnia y, en otro período, Vicedecano en la misma Facultad. Miembro del Consejo Superior de la Universidad y miembro de Comisiones del Consejo Superior. Director Organizador del Departamento de Graduados de la Facultad de Agronomía y Zootecnia.

Director de Programas y Proyectos Científicos, siempre relacionados con la caña de azúcar y orientados hacia avances importantes, como cultivos de tejidos in vitro, uso de reguladores de crecimiento para mejorar la producción de caña, micro propagación y producción de semillas de alta calidad, entre otros.

            Tampoco escatimó esfuerzos en formar recursos humanos. Entre los estudiantes y graduados que mostraban interés por el tema, eran aceptados e incorporados en sus planes de investigación y estudios. Así formó un importante número de graduados. Varios hicieron su posgrado bajo su dirección en su Cátedra. Otros, lo hicieron en el exterior del país en centros especializados en los temas que elegían. Algunos de los graduados que se incorporaron a sus planes de investigación, aparecen como autores y/o coautores, en muchas de las publicaciones en revistas especializadas de nuestro país y del exterior.

Después de retirarse de la Facultad de Agronomía y Zootecnia, se mudó a vivir en la ciudad de Mar del Plata, fijando allí su nueva residencia. Continuó trabajando incansablemente; siempre estudiando sobre la agricultura, tema que lo apasionaba. Así comenzó el análisis de la historia de la misma en la antigüedad. De allí surgió su hermoso libro “Los tratados sobre la agricultura de la antigüedad (3000 a.C. a 1600 d.C.)”, editado por la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria en el año 2009. Esta obra es el fruto del minucioso estudio y análisis de 23 libros sobre el tema, en los que se consignan las prácticas agrícolas habituales en ese período de 4600 años. Escribió, además, invitado por investigadores chilenos, “Las frutas de los sabios, fruticultura en los tratados de agricultura de la antigüedad”, que forma parte de la obra “Frutales, cultura y sociedad”, un recorrido histórico de la fruticultura universal y los orígenes de la fruticultura chilena hasta nuestros días.

Su vida estuvo dedicada, hasta los últimos días, a estudiar, investigar y enseñar incansablemente y sin escatimar esfuerzos para lograr excelentes resultados. Ese hecho, con los innumerables aportes que el Ing.
Cerrizuela ha dejado a la sociedad y a las ciencias agronómicas, amerita un sincero reconocimiento hacia su labor y su persona. Falleció en la ciudad de Mar del Plata, el 16 de noviembre del año 2014
[2].


[1] Nota necrológica del autor para Anales de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria (en prensa).

[2] El Ing. Edmundo Cerrizuela fue designado Académico Correspondiente de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria el 24 de julio de 1987 (N. del E.).