por el Ing. Agr. Rodolfo G. Frank

Alberto Boerger nació en Förde (desde 1930 Grevenbrück, actualmente parte de la pequeña ciudad de Lennestadt en Westfalia, Alemania) el 4 de noviembre de 1881 siendo hijo de Teodoro Boerger y de María Kersling. En 1902 inició sus estudios de ciencias naturales en la Universidad de Hannover y luego agronomía y economía en la de Bonn (Alemania), donde se especializó en Fitotecnia. Posteriormente se doctoró en la Universidad de Giessen. En Bonn se inició en la fitotecnia en la cátedra de Suelos y Cultivos del Profesor Theodor Remy (1868-1946).

En 1912 fue contratado por el gobierno de la República Oriental del Uruguay con la finalidad de iniciar el mejoramiento de los principales cultivos del país. Llega allí acompañado por el recién graduado Ing. Agr. Enrique Klein, también contratado, con quién comienza sus primeras investigaciones y selección de semillas, especialmente de trigo, en el Vivero Nacional de Toledo, cerca de Montevideo.

En 1914 se funda el semillero “La Estanzuela” (cerca de Colonia) y el Dr. Boerger es designado su director. Con la colaboración de Klein prosiguen las investigaciones sobre el mejoramiento de trigo, lino, cebada, maíz, avena y alfalfa. Después de seis años de selecciones y cruzamientos libera al cultivo las primeras variedades uruguayas de trigo. En 1919 debido al éxito de sus trabajos La Estanzuela fue recategorizada por disposición legislativa, transformándose en Instituto Fitotécnico y Semillero Nacional. El rendimiento de los trigos generados en este período fue de relevancia tanto para Uruguay, como Argentina. Informes de 1920-1924, indican que un quinto de la superficie triguera de Argentina, fueron basados en semillas seleccionadas por los trabajos del Dr. Alberto Boerger y del Ing. Enrique Klein (hasta 1919) en La Estanzuela. Dicen Giordano y Senin García “Klein y Boerger trabajaron intensamente explorando en las poblaciones de trigos comunes del Uruguay y también con poblaciones argentinas, aislando líneas puras de buenas condiciones agrícolas y sanidad. … Esta labor uruguaya en cooperación con la Argentina, que ha dado en llamarse ‘colaboración rioplatense’, resultó sumamente proficua y constituye uno de los ejemplos más típicos de intercambio técnico y científico entre países, hecho sin reservas de ninguna clase, con todo desinterés y con un propósito de mutuo provecho.”[1]

El Dr. Boerger continuó al frente de “La Estanzuela” hasta su fallecimiento el 28 de marzo de 1957. En su honor, La Estanzuela pasó a denominarse Centro de Investigaciones Agrícolas Dr. Alberto Boerger en 1961. También una plaza de Colonia (Uruguay) lleva el nombre de Alberto Boerger. Numerosas otras distinciones jalonaron su vida, entre ellas su designación como Académico Honorario de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria, Doctor honoris causa en Ciencias Agrarias de la Universidad de Buenos Aires, Doctor honoris causa de la Universidad de la República Oriental del Uruguay, Gran Cruz de la Orden de Méritos otorgada por el gobierno de la República Federal Alemana, Miembro de la Deutsche Akademie der Naturforscher Leopoldina, actualmente Leopoldina, Nationale Akademie der Wissenschaften (Academia Nacional Leopoldina de Ciencias) de Alemania, entre otras.

 

Fuentes consultadas:

Alberto Boerger, artículo de la Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Alberto_Boerger, acceso 2/9/2011).



[1] Giordano, Herminio J. y Nora W. R. de Senin García. Legislación nacional sobre fiscalización de semillas de cereales y oleaginosos en la Argentina. Buenos Aires, Secretaría de Agricultura y Ganadería, 1967. p. 15 y s. (Publicación Miscelánea N° 431).