Comenzó su carrera académica en 1904, en la Universidad de Berlín, como docente libre de botánica[1]. En 1910 fue designado profesor extraor­dinario en la misma Universidad y, en 1911, ya es profesor titular y director del Instituto de Botánica déla Facultad de Agronomía de Ber­lín, sucediendo en estos cargos al consejero privado doctor Kny. En 1913 se le creó una nueva cátedra de genética, resolviéndose la cons­trucción de un Instituto. Provisionalmente se instaló el instituto en Potsdam y, en 1921, se inició la construcción del edificio actual del Ins­tituto de Investigaciones sobre la herencia en Berlín-Dahlem. En 1927, la Sociedad Kaiser Guillermo para el Progreso de las Ciencias, resolvió la creación de un gran Instituto de Genética y confió su dirección al profesor Baur. El Instituto se inauguró en Müncheberg, cerca de Ber­lín, en el otoño de 1928. Abarca una extensión aproximada de 350 hec­táreas. Cuenta con 12 colaboradores científicos y 18 técnicos, y también con gran cantidad de horticultores y obreros.

En 1914, el profesor Baur fue invitado por la Universidad de Madison, en Wisconsin, para dictar una serie de conferencias como profesor de intercambio, pero la guerra le impidió realizar este propósito. Durante los últimos años dio cursos en muchas universidades fuera de Alemania: así, por ejemplo, en Suecia, en las de Lund, Estocolmo y Upsala; en Holanda en las de Groningen, Leyden y Utrecht, en las de Agram y de Constantinopla y, recientemente, en Portugal, en las Uni­versidades de Lisboa y Coimbra. Últimamente, efectuó numerosos viajes de carácter científico, entre ellos, uno al Asia Menor y otros por España[2].

Poseía una serie de condecoraciones académicas, entre ellas la medalla Rudolf-Virchow, la del archiduque de Rainer (Viena) y fue miem­bro correspondiente y honorario de muchas corporaciones científicas de Alemania y otros países.

Formaba parte, además, de múltiples comités y centros científicos internacionales, como el Instituto Internacional de Agricultura de Roma[3], el Comité Internacional Preparatorio de Congresos de Genética, etc. En 1926, fue presidente del Comité Organizador del Congreso Inter­nacional de la Herencia en Berlín e inauguró las sesiones del mismo.

El profesor Baur ha hecho luz en algunos capítulos de la genética de gran interés, tanto del punto de vista de las aplicaciones como de la biología general. Durante muchos años emprendió el análisis factorial de Antirrhinum majus, que es ahora una de las plantas genéticamente me­jor analizadas. Sus ejemplos son clásicos en los libros de texto.

Ha contribuido a la solución de un problema que afecta las ideas fun­damentales sobre fecundación y herencia de los organismos: el de las quimeras o híbridos de injerto. Ha realizado trabajos de gran interés, en su planta predilecta A. majas, relativos al problema de las mutacio­nes. En el transcurso de estas múltiples investigaciones ha tocado temas tan interesantes como el de “híbridos entre especies”, genética de la sexualidad, herencia de la esterilidad, etc. Finalmente, su actividad se aplica al mejoramiento de las plantas cultivadas[4].

Autor eminente de libros de texto para botánicos, agrónomos y gene­tistas y de obras clásicas sobre genética de Antirrhinum; genética de la sexualidad; mutaciones, híbridos de injerto, etc., y director y fundador de las más importantes revistas sobre estas materias.

Esta sucinta reseña de la vida del ilustre profesor Baur expresa, me­jor que todo comentario, la gran pérdida que significa su deceso para la ciencia y la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria[5].


[1] Erwin Baur había nacido el 16 de abril de 1875 en Ichenheim (Badn, Alemania). Su padre fue farmacéutico, y la farmacia tenía anexa una explotación agropecuaria, lo que vinculó a Baur tempranamente con la agronomía. Baur estudió medicina en las universidades de Heidelberg, Friburgo, Estrasburgo (en ese entonces parte de Alemania) y Kiel donde logró el doctorado en 1900. En esa universidad fue asistente en bacteriología y en 1902 médico de una clínica psiquiátrica. Al año siguiente, nuevamente en Baden, ejerció igual función en Emmedingen. En octubre de 1903 se reorientó hacia la botánica tomando un cargo de asistente del Instituto de Botánica de la Universidad de Berlin. Ese mismo año se doctoró en botánica en la Universidad de Friburgo con la tesis “Investigaciones sobre la evolución de algunas ascomicetas”. Al año siguiente aprobó la Habilitation (un requisito para el profesorado universitario en Alemania; es una especie de posdoctorado) con un trabajo sobre mixobacterias (Nota del E.).
[2] Visitó la Argentina en 1930, por gestiones del ex decano de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de Buenos Aires, ingeniero agrónomo F. Pedro Marotta, bajo los auspicios de la Institución Cultural Argentino Germana, dando un ciclo de conferencias sobre temas de su especialidad, en la expresada Facultad (Nota del A.).
[3] Antecesor de la FAO, si bien ésta fue fundada independientemente en 1945 (Nota del E.).
[4] Cabe mencionar también que en sus primero trabajos pudo demostrar que la clorosis de las plantas era originada por virus, con lo cual es uno de los creadores de la virología botánica (Nota del E.).
[5] Erwin Baur falleció en Berlin el 2 de diciembre de 1933 (Nota del E.).